Un paso más hacia la adecuación de la zona de baño de La Barranquera

"Es un lugar de encuentro, de calma, de cultura y respeto al mar", afirma Cristina Ledesma

0
354
Cristina Ledesma, durante una visita a la zona de baño de La Barranquera.
Cristina Ledesma, durante una visita a la zona de baño de La Barranquera.

La adjudicación del contrato para la redacción de la segunda fase del proyecto de adecuación de la zona de baño de La Barranquera, en Valle de Guerra, ha sido recibida con entusiasmo por la concejala del área de Playas y Piscinas del Ayuntamiento de La Laguna, Cristina Ledesma. “Es un proyecto muy importante para la población de Valle de Guerra y del municipio”, puntualizó.

“El vertido de aguas fecales se lleva produciendo desde hace más de 30 años, y durante todo este tiempo ha sido reivindicado por el pueblo para que se priorizara la solución”, agregó Cristina Ledesma.

“Para los valleros, La Barranquera es nuestro lugar de encuentro, de calma, de cultura y respeto al mar, donde hemos aprendido a nadar, por eso esta progresión de trabajo y de voluntad política nos da una enorme satisfacción, comprobando que este proyecto está cada vez más cerca de convertirse en una realidad”, concluyó.

El propio Cabildo de Tenerife comunicó la adjudicación del contrato por un importe de 249.868 euros, en el que también se incluirá la mejora de la red de saneamiento de este núcleo costero.

Laura Castro y Emilio Fariña.
Laura Castro y Emilio Fariña.

La directora insular de Turismo, Laura Castro, explicó que “esta actuación no solo mejorará el acceso y uso de este espacio, aportando servicios y equipamientos modernos y accesibles, sino que dará una solución integral y sostenible al actual problema de saneamiento de la zona, reduciendo los costes energéticos y económicos y mejorando la calidad de vida de los vecinos y vecinas”.

En este sentido, Castro destacó el trabajo que se ha venido realizando en los últimos años para revalorizar la costa tinerfeña: “Son espacios que se han ido degradando con el paso de los años y desde el Cabildo entendemos que es fundamental seguir trabajando para recuperarlos y ponerlos en valor, impulsando el potencial turístico de nuestros municipios”.

Por su parte, el director insular de Planificación del Territorio y Patrimonio Histórico, Emilio Fariña, puso en valor el trabajo coordinado con el área de Turismo para impulsar esta actuación e indica que “la participación de Planificación del Territorio se ha centrado en garantizar que las obras previstas cuenten con todas las garantías urbanísticas para poder empezar a caminar en este proyecto por el que los vecinos y vecinas llevan años esperando”.

La segunda fase de este proyecto propone una serie de actuaciones y equipamientos accesibles, tanto desde la costa y el núcleo poblacional de La Barranquera, como desde el sendero ejecutado en la primera fase. Entre otras cuestiones, se recoge la necesidad de construir un paseo, una zona de solárium, un puesto de socorrista, aseos y vestuarios; el acondicionamiento del frente costero, la creación de un área infantil y la habilitación de un nuevo acceso peatonal desde la carretera TF-161.

También se incluye la importancia de separar los usos de baño de los de pesca tradicional, de proteger la vegetación de las laderas y de poner en valor los vestigios arqueológicos. En lo que respecta al saneamiento, el proyecto no solo plantea una nueva red de saneamiento para eliminar los pozos negros existentes, sino que propone un sistema de reutilización del agua por medio de una Estación de Bombeo de Aguas Residuales (EBAR). El agua resultante, ya depurada y tratada, se reconducirá para su reutilización en el riego agrícola.