La Laguna muestra el convento de Santo Domingo a las personas invidentes

Patrimonio Histórico cuenta con una quinta maqueta tiflológica para que la población con baja o nula visión pueda conocer la iglesia y el inmueble anexo, ambos declarados BIC

0
166
Sandra Santana ha sido una de las primeras personas en conocer las características de la iglesia y del antiguo convento a través de este modelo a escala reducida.
Sandra Santana ha sido una de las primeras personas en conocer las características de la iglesia y del antiguo convento a través de este modelo a escala reducida.

La Concejalía de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de La Laguna cuenta con una nueva maqueta tiflológica para difundir y dar a conocer los valores patrimoniales del municipio entre las personas con baja o nula visión. Se trata del quinto modelo a escala reducida, en esta ocasión, dedicado a la iglesia y antiguo convento de Santo Domingo de Guzmán.

El alcalde, Luis Yeray Gutiérrez, destacó que uno de los compromisos adquiridos por el equipo de Gobierno es “contribuir a que la población con discapacidad pueda ejercer su derecho a disfrutar de la riqueza de la ciudad”. Para ello, recordó que se trabaja de forma “transversal entre las diversas áreas de la Corporación, con el propósito de que todas las personas, independientemente de sus capacidades, puedan ejercer su derecho a una accesibilidad universal, tomando parte activa en todas las oportunidades que ofrece La Laguna”.

Por su parte, la concejala de Patrimonio Histórico, Elvira Jorge, informó de que la quinta maqueta, que ya se encuentra en el patio de la Casa de los Capitanes junto a las otras cuatro, es una representación de la iglesia de Santo Domingo de Guzmán y el antiguo convento que incluye un código en braille y un audio informativo.

La edil agradeció el apoyo de la ONCE y del autor, José María Cabrera, para continuar ampliando la muestra tiflológica. En este sentido, valoró “la implicación y colaboración” del artista con el área, “aún a sabiendas de que tiene mucho trabajo y de la especial dificultad que esta maqueta le ha supuesto”.

“La calidad con la que siempre trabaja y que haga posible que las personas con déficit y discapacidad visual puedan conocer estos dos bienes de interés cultural a través de sus manos nos permite dar un paso más en ese avance hacia la accesibilidad universal y el derecho que toda la ciudadanía tiene de conocer nuestro patrimonio mundial”, añadió Elvira Jorge.

La vicepresidenta del Consejo Territorial de la ONCE en Canarias, Sandra Santana, ha sido una de las primeras personas en conocer las características de la iglesia y del antiguo convento a través de este modelo a escala reducida. De hecho, “nunca” ha sabido cómo eran estos dos inmuebles hasta este momento. “Agradezco muchísimo al Ayuntamiento que continúe con esta labor tan importante para las personas con discapacidad visual grave y también al artista porque, gracias a sus manos, conseguimos cosas tan bonitas como esta y podemos conocer de primera mano el patrimonio de la ciudad de La Laguna, que es muy interesante”, apuntó.

En similares términos se expresó la jefa de Servicios Sociales de la ONCE en Tenerife, Marta Morón, quien puso en valor el compromiso de la Corporación y de Jose María Cabrera para que “el patrimonio llegue a nuestros afiliados” y para que se siga “defendiendo y apostando por ese derecho universal a  la accesibilidad”.

El autor de esta maqueta a cuatro niveles, José María Cabrera, licenciado en Bellas Artes, aseguró que “es el trabajo más difícil que he hecho en mi vida porque no había plano del inmueble. Son dos edificios, uno que pertenece a la iglesia y el otro al Ayuntamiento, y compaginar ambos elementos fue complicadísimo”. Pese a las dificultades, el resultado final “es muy satisfactorio. Estoy muy contento”, concluyó.