La Laguna concede sus honores y distinciones a Nivaria Tejera, Javier de la Rosa, Honorio García y Luis Dávila

La Medalla de Oro de la Ciudad recae en el Club de Lucha El Rosario y en la Comparsa Los Joroperos

0
33

El Ayuntamiento de La Laguna ha celebrado este miércoles el acto institucional de entrega de honores y distinciones a las personas y entidades que en los últimos años han sido reconocidas por el pleno de la Corporación. El alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, recordó que las restricciones de la pandemia habían impedido hasta la fecha celebrar “con la solemnidad necesaria” un acto que salda, aseguró, “una deuda pendiente con las personas y entidades cuya trayectoria supone un ejemplo de entrega y compromiso.

La escritora Nivaria Tejera ha sido nombrada Hija Adoptiva, mientras que el también escritor Javier de la Rosa, el luchador Honorio García y el diseñador Luis Dávila han sido distinguidos con el título de Hijo Predilecto. Además, el Ayuntamiento ha concedido la Medalla de Oro de la Ciudad al Club de Lucha El Rosario de Valle de Guerra y a la Comparsa Los Joroperos. El acto, celebrado en el Teatro Leal, contó con la presencia del presidente del Parlamento de Canarias, Gustavo Matos, y gran parte de la Corporación municipal, entre otras autoridades y representantes de la sociedad civil.

En intervención, Luis Yeray Gutiérrez afirmó que “San Cristóbal de La Laguna se ha preciado, a lo largo de su historia, de ser una ciudad abierta, de acogida, celosa de su tradición pero, a la vez, llena de confianza en el futuro. Una ciudad que reconoce los méritos de sus gentes, que valora el esfuerzo y la dedicación de los suyos.

Luis Yeray Gutiérrez destacó la unanimidad de toda la Corporación municipal a la hora de conceder estas distinciones“No existen colores políticos cuando se trata de reconocer el mérito profesional y humano de aquellos que han desarrollado su labor con amor y generosidad hacia esta ciudad. Es La Laguna quien se ve premiada hoy, al sumar tan valiosos miembros a su relación de sus hijos ilustres”, expresó el alcalde, antes de dedicar algunas palabras a cada uno de los galardonados.

Sobre Nivaria Tejera, el alcalde recordó que, aunque cubana de nacimiento, “puede ser considerada con todo merecimiento como hija de esta ciudad”, ya que cuando solo contaba un año de vida su familia se trasladó a La Laguna, donde pasó su infancia y su primera juventud. En esta ciudad ambientó su primera novela, ‘El barranco’, en la que relató sus vivencias infantiles durante la Guerra Civil.  “Su obra es hoy más necesaria que nunca y, como tal, debe ser reivindicada”, aseguró el alcalde.  

Del escritor Javier de la Rosa Hernández, el regidor municipal señaló que ha demostrado su maestría durante una brillante y dilatada trayectoria en el universo de las letras”, destacando que gracias a este “artesano de la palabra, el nombre de su ciudad natal ha viajado repetidamente por el mundo gracias a su incansable dedicación, que se ha visto reconocida por numerosos galardones internacionales y una extraordinaria nominación al Premio Nobel de Literatura.

En el mundo de la Lucha Canaria sobresale la figura de Honorio García, conocido con el sobrenombre de Chaval IIBregador experimentado, protagonista de agarradas para el recuerdo, formó junto a su hermano José una pareja deportiva inolvidable. Su nobleza y generosidad se extendió mucho tiempo después de abandonar los terreros, puesto que fue maestro y formador de generaciones enteras de luchadores y puntales”, expresó Luis Yeray Gutiérrez sobre el nuevo Hijo Predilecto de la Ciudad. 

El mismo reconocimiento recayó en el diseñador Luis Dávila, de quien el alcalde destacó sus enormes dotes artísticas, su sabiduría para el diseño y su creatividad sin límites. Poseedor de un estilo personalísimo, en el que desborda la elegancia y el sentido de la medida, durante décadas Reinas del Carnaval, comparsas, rondallas, agrupaciones musicales y murgas han lucido sus espectaculares diseños”, elogió el alcalde, recordando además la faceta de Luis Dávila como “firme defensor de la vestimenta tradicional canaria, y como tal, garante de una corriente que aboga por la autenticidad, hoy más necesaria que nunca.

En el ámbito deportivo y del Carnaval se entregaron sendas Medallas de Oro de la Ciudad. La primera de ellas al Club de Lucha El Rosario de Valle de Guerra, que desde su fundación en 1943 “ha sido un modelo de valores como la nobleza y el tesón, tan profundamente vinculados a la Lucha Canaria. El alcalde destacó que “en sus casi ochenta años de trayectoria, el Club, como los grandes luchadores que lo forman, ha sabido levantarse ante la adversidad y es todo un ejemplo de esfuerzo y superación”.

Sobre la Asociación Cultural Comparsa Los Joroperos, Luis Yeray Gutiérrez recordó que se trata de la agrupación más internacional del Carnaval de Tenerife. Sus contagiosos ritmos y sus sorprendentes puestas en escena han llevado el nombre de La Laguna por toda la geografía de nuestro país y por buena parte de Europa. En 2022 cumplen 50 años de dedicación plena al Carnaval, unas fiestas que han contribuido a engrandecer y difundir. No en vano, Los Joroperos son la comparsa con más premios en la historia del Carnaval”, indicó.  

Una actuación musical de los Joroperos y del dúo formado por Miriam y Fernando Cruz puso punto final al acto.