La Iglesia de Las Chumberas recibe el premio internacional de Arte y Arquitectura Religiosa

La obra de Fernando Menis está incluida en el MoMa de Nueva York y ha recibido todo tipo de reconocimientos internacionales

0
316
La Iglesia del Santísimo Redentor de Las Chumberas.
La Iglesia del Santísimo Redentor de Las Chumberas.

La Iglesia de Las Chumberas, obra del arquitecto Fernando Menis, recibirá en Estados Unidos el premio internacional de Arte y Arquitectura Religiosa Faith & Form. El galardón lo otorga el American Institute of Architects (AIA). El premio honra desde 1978 lo mejor en la arquitectura sacra y el arte litúrgico de todas las religiones del mundo. La ceremonia de entrega tendrá lugar el 23 de junio en Chicago.

Durante la primera década de este siglo, el entonces comisario jefe de arquitectura en el Museo de Arte de Nueva York (MoMa), Barry Bergdoll, visitó las obras de la Iglesia del Santísimo Redentor de Las Chumberas, y decidió incluir el proyecto en la colección permanente del MoMa. Desde entonces esta iglesia ha recibido reconocimientos tanto en Japón como en India, China, Alemania, Italia y Estados Unidos.

Apoyado por el Obispado de Tenerife, así como por los patrocinadores y los vecinos, Fernando Menis planteó la iglesia como un necesario catalizador acogedor de los cambios urbanos y sociales que se daban en el barrio. La construcción incluye un centro parroquial y una plaza pública rodeada de verde, es decir un lugar público, de encuentro.

Esta Iglesia es un ejemplo de acción colectiva, ya que la financiación de las obras ha sido realizada mediante donaciones de varias organizaciones, muchos vecinos y algunos empresarios. Las construcción de la parroquia finalizó en 2008 y se dio en uso desde entonces a la espera de reunir los fondos necesarios para el resto de la obra, que concluye ahora. Al igual que en otras obras como la Sala de Cultura, Música y Congresos CKK Jordanki en Torun (Polonia), o el centro Magma Arte y Congresos de Adeje (Tenerife), Menis experimenta con el potencial acústico del hormigón, al que considera acústicamente tan bueno como otros como la madera.