El comedor social de La Laguna atiende a 40 personas cada día

El 45% de los usuarios recupera su autonomía gracias al plan de seguimiento

0
224
Un evento reciente organizado por la Cruz Roja en La Laguna. / Pedro Marrero
Un evento reciente organizado por la Cruz Roja en La Laguna. / Pedro Marrero

Un centenar de personas acude cada año al comedor social de La Laguna. Entre 90 y 100, según cifras de la administración local, usuarios que no tienen hogar, habitan en infraviviendas o sus ingresos no les permiten tener autonomía.

El comedor abre los 365 días del año y en cada uno de ellos atiende a un número de personas (hombres en su mayoría) que está entre 30 y 40. A todas ellas se les practica un plan de seguimiento que les permite, además de cubrir sus necesidades básicas, desarrollar un itinerario de integración social y laboral que ha supuesto que, aproximadamente, el 45% de personas usuarias del comedor hayan superado esta crítica situación.

El comedor social abrió sus puertas en agosto de 2019 en la sede de la Asamblea Comarcal de Cruz Roja, ubicada en la trasera de la iglesia de La Concepción. Las personas usuarias son recibidas previamente por una trabajadora social que conoce sus necesidades y, además, plantea medidas de acompañamiento o las derivaciones pertinentes a otros recursos sociales del municipio.

Casi la mitad de las personas usuarias de este comedor social lo son de forma transitoria, motivadas por una situación coyuntural que se agravó durante la pandemia, un periodo en el que perdieron el empleo y quedaron fuera de un mercado de alquiler de viviendas que plantea unos altos requisitos, y que han podido salir de su situación gracias a todos estos recursos de apoyo y tras una primera valoración en este servicio, que analiza su situación laboral, social y sus necesidades en materia de salud.

La trabajadora social de Cruz Roja de este comedor, Miriam Perdigón Martín, explica que el recurso se vincula con el Centro de Día para Personas Transeúntes de La Cuesta, la red municipal de Recursos Alojativos Temporales (RAMT), las Unidades de Trabajo Social y otros dispositivos existentes en la localidad, lo que permite “mejorar la inserción social y el aumento de la calidad de vida de estas personas, así como frenar el alto riesgo de exclusión social en el que se encuentran, mediante el fomento de las habilidades para su integración social y laboral, y su derivación a otros recursos si fuera necesario, respetando su voluntad”.

Además, Miriam Perdigón explica que el comedor abre, en horario de almuerzo, absolutamente todos los días del año y cuenta con un servicio de catering en el que se plantea “un programa semanal para facilitar una dieta saludable, equilibrada y completa, que también incorpora las necesidades específicas de cada usuario en cuanto a intolerancias alimentarias. Además, cada día contamos con 3 voluntarios y voluntarias, que ofrecen una labor desinteresada inmensa y que se suma al compromiso de tantas y tantas personas en nuestra Asamblea Comarcal”.

Otros recursos para personas sin hogar

La Laguna destina una subvención anual de 28.000 euros al Centro de Día para Personas Transeúntes de La Cuesta, un servicio también gestionado por Cruz Roja y que atiende a personas en situación de extrema vulnerabilidad y sin hogar, que se desplazan aquí para cubrir sus necesidades más básicas y para las que constituye un punto de referencia al que acudir ante cualquier circunstancia.

Presta, además de los servicios de desayuno, aseo personal (duchas y elementos de higiene personal) y lavandería (lavado y secado de ropa con los productos necesarios), los de entrega de ropa, consigna para sus objetos personales, asesoramiento social, seguimiento de los casos a través de itinerario personalizado, derivaciones y coordinación de recursos o actividades básicas y gestiones de atención social. También organiza talleres relacionados con el desarrollo de las habilidades sociales y la promoción personal, hábitos de vida saludable, búsqueda de empleo, resolución de conflictos, etcétera.

Además, se destinan 150.000 euros a la Unidad de Respuesta Social (URS), que funciona las 24 horas y los 365 días al año, desde febrero de 2020, y está especialmente desarrollada para complementar la labor de los servicios sociales municipales y dar una respuesta rápida a las familias en situación de calle, extrema vulnerabilidad o exclusión social en situaciones que se deben atender con carácter de urgencia.

Incluye asistencias y ayudas económicas para emergencias relacionadas con la necesidad de alimentos, productos básicos, medicamentos, alojamiento de urgencia, apoyo al transporte y la gestión de trámites o la cobertura de los recibos de luz, gas y alquiler, entre otras acciones.

Red de recursos de alojamiento temporal

Además, el municipio ha apostado por un sistema que, frente al modelo de albergues, asiste a grupos pequeños en pisos tutelados y apoyándose en un completo programa de integración social de las personas usuarias. La red de Recursos Alojativos Municipales Temporales (RAMT) de La Laguna cuenta ya con 7 pisos tutelados y el RAM Clemencia Hardisson para personas en situación de exclusión habitacional, que suman un total de 75 plazas, lo que supone un incremento del 257% en 2 años de los servicios públicos habilitados en La Laguna para ofrecer alojamiento temporal a las personas que carezcan de residencia o domicilio estable, que no dispongan de recursos personales y económicos para afrontar su situación y que se encuentren en situación de exclusión o vulnerabilidad social.

Esta red supone una inversión anual de 2,1 millones de euros y cuenta con instalaciones destinadas específicamente a mujeres, hombres, jóvenes y familias. Además, se acompaña a las personas usuarias con profesionales del trabajo social, la psicología, la educación social o la empleabilidad, y ofrece una atención integral, con asesoramiento y apoyo jurídico, educativo, psicológico y para la búsqueda de alternativas a sus situaciones personales o laborales.